Falena Libros. Chacarita. Ciudad de Buenos Aires.

UNA EXPERIENCIA NUEVA A LA HORA DE ELEGIR UN LIBRO

Falena es una librería, un refugio, un lugar único en donde elegir un libro se convierte en una verdadera experiencia. Su cuidada selección de títulos, la cava de vinos o un buen café son la excusa perfecta para aislarnos por un rato del mundo exterior.


Afuera, una esquina de ladrillos y enredaderas que despiertan curiosidad. Adentro un tesoro, silencio, música y libros. Una casa de principios de siglo (seguramente local de persianas y puerta central en sus orígenes) fue el espacio elegido para desembarcar con Falena, una idea que se materializó en el año 2016.

 

En Falena nos podemos encontrar con el placer de perderse en una librería como espacio de reflexión, generando un poco el cono del silencio para que surja la motivación y la inspiración. El desafío inicial ha sido propiciar esa sensación y el resultado es perfecto.



Las estanterías están organizadas por países, ya que un libro, como así también el arte, la fotografía, la gastronomía y el cine, es un vehículo de conexión con una cultura determinada. Cada disciplina está atravesada inevitablemente por la cultura del país de donde surge, y parte de esa idea está plasmada en la diagramación del lugar.


 

En invierno la chimenea prendida, y en verano todo abierto. De esta manera el espacio se adapta al tiempo y lo detiene para percibir cada momento. Los ventanales de gran escala son la clave para lograr este planteo ya que liberan el paso y se pierden los límites del interior y del exterior dando una sensación de unidad a toda la planta de la casa.


 



Detrás de esta idea, producto de un deseo de expresión materializado en una cuidada selección de libros desde su contenido y edición, hay un equipo de gente preparada que se ocupa de la curaduría. El criterio elegido es acercar la belleza a quien quiera encontrarla. En Falena podemos encontrar desde los grandes clásicos, arte, crónicas de viajes, tradiciones orientales y occidentales y filosofía entre otros.

 

Los materiales que se utilizaron para la restauración de la casa tampoco estuvieron elegidos al azar. El vidrio, la madera, las paredes crudas, el metal y el hormigón nos hablan de una búsqueda de nobleza y de rodear a esta propuesta con un entorno genuino, en donde las texturas y los colores inherentes a cada material hablan por sí solas. 


 


Algunas mesas, sillas y bancos emplazados en el patio nos invitan a tomar un café, una copa de vino o una limonada fresca para acompañar el momento. Un ginkgo corona el centro de este exterior y brinda una sombra acogedora durante las tardes de verano.



 
 

La escalera exterior, rodeada de enredaderas y carteles con frases celebres, invita a una terraza en el primer piso. En el sótano se encuentra la cava de vinos en donde se arman charlas y muestras de arte.


Después de pasar muchas horas pensando como organizar el espacio, la dueña y creadora de este lugar mágico definió cada uno de los revestimientos, pisos, mobiliario e iluminación, llevando a cabo todo el diseño de interiores.

 

La chimenea junto al living, con una ilustración de Pat Andrea, es el espacio más distendido del local. Aquí, entre libros que descansan en la mesa ratona, sillones que invitan a relajarse y un mapamundi estratégicamente acomodado en un corner, se genera la sensación de sentirse literalmente como en la propia casa.


 

Si querés conocer Falena Libros, esta es la dirección: Charlone 201, esquina Santos Dumont. El horario de atención de verano es de 14 a 21hs. Y también podes seguirla en Facebook (@falenalibros).

Producción y Textos. Marina Christe
Fotografía. Maia Croizet