Estuvimos con Giovanni La Varra

GIOVANNI LA VARRA NOS CUENTA SOBRE EL BOSCO VERTICALE

Giovanni La Varra, uno de los arquitectos creadores del Bosco Verticale de Milán, estuvo en Buenos Aires y tuvimos la gran oportunidad de conversar con él. Invitado por la Universidad de Morón para participar del 5to Congreso Latinoamericano de Arquitectura y Diseño nos encontramos en la tienda de Solsken en Palermo para charlar sobre sus últimos proyectos.



El Bosco Verticale - considerado el edificio más bello e innovador del mundo - fue diseñado y planificado por el estudio de arquitectura Boeri (Stefano Boeri, Giovanni La Varra y Gianandrea Barreca). Es un proyecto inaugurado en 2014 y compuesto por 2 torres de 80 y 112 metros de altura que albergan en sus balcones el equivalente a 10.000 metros cuadrados de bosque (800 árboles, 11.000 plantas y 5.000 arbustos). Maia entrevistó a Giovanni La Varra quien nos brindó un momento de gran calidez. 


Contanos sobre el proyecto del Bosco Verticale.

Son dos torres que se encuentran en la ciudad de Milán, en un sector que se llama Porta Nuova Isola, una zona de gran transformación en donde conviven edificios de diferentes funcionalidades (oficinas, viviendas, entretenimiento) con un gran parque en el centro.



Fuimos convocados en 2006 y nos pidieron que resolviéramos una esquina en la periferia de esta zona. La idea del proyecto fue lograr que la gente pudiera pensar en tener su hogar en una torre, ya que no hay tradición en Milán de vivir en grandes edificios.

Decidimos entonces “hacer un experimento” y combinar el espacio verde con un edificio de gran altura, pero manteniendo las diferencias bien claras. Por un lado la parte de concreto y por el otro el verde con aproximadamente 800 árboles en las cuatro caras del edificio.





La naturaleza cambia en cada estación. Pensaron en una paleta de colores definida a la hora de solicitarle al paisajista la vegetación o dejaron que él decidiera?.

No exactamente de esa manera. Cuando construyes un edificio puedes elegir los materiales y los colores a gusto, tal como lo hace un pintor. En este caso invitamos al paisajista para que tuviera mucha libertad entendiendo que la naturaleza cambia y es muy impredecible, eso es lo que la hace más interesante. Por ende, el edificio cambia constantemente por la luz, el sol, por la lluvia, por las estaciones, cambian los ciclos. De esta manera uno logra estar más conectado con la naturaleza incluso estando en plena ciudad.



La elección de los árboles y plantas tuvo que ver con aquellos que necesitaran menor cantidad de agua, que pudieran crecer en espacios pequeños, que perdieran pocas hojas y fueran resistentes al viento por la altura donde iban a ser ubicados. Por ejemplo a partir del 7mo piso cambian las condiciones del viento, entonces tuvimos que tener soluciones contemplando esas características que en un inicio no habíamos tenido presentes. También, los propietarios tienen que estar de acuerdo en dejar pasar al jardinero periódicamente para que se encargue que cada uno de los balcones y plantas se encuentren en condiciones.





Cuál es tu sensación como arquitecto al ver que el edificio se va modificando con los cambios que experimenta el bosque?.

La sensación inicial es que el edificio parece confuso, pero no lo es. Hay una lógica, una grilla. Cada 6 pisos hay módulos que se repiten. Esta es una manera de generar variación con pocos elementos, porque en realidad es fácil generar variación con muchos elementos, pero no con pocos. Entonces hay sólo dos elementos donde proyectamos las variaciones: la vegetación que cambia constantemente y los balcones que están controlados por nosotros. De esta manera economizamos los elementos que utilizamos. A primera vista parece algo libre pero en el fondo no lo es.


Esta forma de módulos es una estructura que hemos ya implementado en diferentes proyectos, transformándolo en un lenguaje propio, definido por grillas y matemática, que logra verse de manera simple y generando un estilo marcado.

Como es el proyecto del Policlínico de Milán?

Este es otro caso en donde usamos la naturaleza de una manera técnica. Son dos edificios donde están las habitaciones para los pacientes y en el medio un plataforma con una alfombra verde de 7000 metros cuadrados, donde se encuentran los quirófanos, los servicios y los equipos del hospital. Tiene casi el tamaño de un estadio de futbol.



A este jardín podrán acceder los pacientes y una parte del mismo estará dedicada a terapias. Habrá animales, espacios para niños, para pacientes que tienen problemas para caminar. Es una manera de usar la naturaleza y adaptarla de manera funcional para el hospital.



Se que es tu primera vez en Buenos Aires. Cómo te sentís en tu primer encuentro con la ciudad?.

Estoy muy impresionado con Buenos Aires. Hay muchos estilos diferentes pero a la vez conectados. Me sorprende la grilla de cómo están diseñadas las calles. Encuentro similitudes con las grandes ciudades de Norteamérica, pero también con Europa.
Ciudades como Buenos Aires generan una sensación de gran libertad pero a la vez también de mucha ansiedad. En Europa las ciudades tienen un límite, terminan y uno sabe dónde, pero aquí la ciudad es tan grande que sobrepasa los límites. 


Cuando las ciudades son tan grandes son un desafío para la arquitectura en cómo ésta puede trabajar y ser usada para modificar algo, agregarle nuevas cualidades y generar nuevos espacios.

Cómo crees que será la evolución de las ciudades en los próximos años?.

Las tendencias son muy diferentes hoy en día en cada país. En Europa la tendencia es regresar al centro, quizá dejando de utilizar los autos o compartiéndolos. Una idea en donde se puede regresar al centro de la ciudad pero con mejores cualidades, con sectores verdes y espacios abiertos en las casas. Eso es lo que intenta lograr el Bosco Verticale, unir la contradicción de estar en pleno centro pero viviendo con la naturaleza.

En casos de ciudades como Buenos Aires, Ciudad de México y San Pablo éstas tendencias son mas complejas. En ciudades tan grandes, que crecen tanto, uno se pregunta qué es el centro y qué no lo es.



Hablando de Giovanni, cómo es tu momento de creación/trabajo?.

No somos artistas, somos técnicos, pero tenemos en común con los artistas la idea de que todos los días estamos expuestos a ideas, elementos, inspiraciones, cosas que uno puede ir sumando en su cabeza.

Joseph Cohen una vez dijo “Cómo puedo explicarle a mi esposa que mientras estoy sentado mirando hacia afuera por la ventana, estoy trabajando”. En resumen, creo que la distracción es una manera de mantener la concentración. La manera en que las ideas aparecen no me resulta tan importante, como sí lo es el resultado final.


Y para terminar, cómo era Giovanni cuándo tenía 10 años?

Me encantaban los autos y estaba muy apasionado por las carreras así como también por el cine. Cuando empecé a estudiar dejé de lado ambas pasiones para dedicarme 100% a la arquitectura y a la docencia que son lo que más me nutren hoy en día.


Entrevista. Maia Croizet
Fotografías. Gentileza del estudio Barreca & La Varra. Maia Croizet

Agradecimiento especial a Solsken por habernos dado la oportunidad de realizar esta entrevista